El Ejercicio Terapéutico es la ejecución sistemática y planificada de movimientos corporales, postura y actividades físicas, con el propósito de que el paciente disponga de medios para:

  1. Corregir o prevenir alteraciones,
  2. Mejorar, restablecer o potenciar el funcionamiento físico.

Con todo ello se busca dotar de independencia al paciente y reforzar su funcionalidad.